Cómo contratar un abogado para un divorcio

 en la sección Otros

Un divorcio es un proceso que, dependiendo de la pareja que se esté separando, puede tomar muchas vías. La verdad es que, por lo general, al contrario de lo que se suele pensar, los divorcios son procesos sencillos, sin trifulcas ni peleas, pues ambas partes así lo han decidido.

 

Sin embargo, esto no implica que no tenga sus dificultades. Se podría decir que una  separación plantea dos problemas principales: saber cómo repartir los bienes, y saber cómo contratar un abogado para un divorcio.

 

Si te estás enfrentando a una situación así, o piensas que puedes necesitar contratar a un abogado, te conviene leer lo que te contamos a continuación.

 

¿Cómo de difícil es un divorcio?

La complejidad de un divorcio va a depender, en primer lugar, de la predisposición de ambas partes. Obviamente, no siempre es fácil, y en algunas ocasiones se termina en el juzgado, porque no se está dispuesto a llegar a un acuerdo extrajudicial.

 

Sin embargo, más de la mitad de los divorcios se realizan por acuerdo mutuo, de modo que no hay que estar durante mucho tiempo para que un juez decida la sentencia.

 

Los factores que influyen en esto son muchos. Uno de los principales, como podrás imaginar, es el dinero. Depende de si las dos partes han firmado algún acuerdo prematrimonial, y de qué cantidad de bienes tenga cada uno en el momento de la separación.

 

Por otro lado, los hijos suelen ser también uno de los mayores inconvenientes a la hora de llegar a acuerdos extrajudiciales, pero realmente la mayoría de parejas logran repartirse la custodia de una forma equitativa, con el fin de no perjudicar a sus hijos.

 

¿Cómo contratar un abogado de divorcio?

Aquí, como siempre, la calidad del abogado que contrates va a determinar en gran parte el resultado final del divorcio.

 

En primer lugar, te recomendamos que busques a un experto en leyes con experiencia, no solo en el mundo de la abogacía, sino en casos concretos de divorcios. Hay abogados muy especializados en casos concretos, porque es más fácil especializarse, de modo que te aconsejamos que empieces por ahí.

 

Por otro lado, un abogado para un divorcio tiene que tener una buena relación de confianza con el cliente. El abogado debe estar lo suficientemente disponible como para poder llevar el caso con éxito, y además tiene que tener una actitud positiva frente al mismo.

 

Todo esto denota que se preocupa de verdad por que el resultado final sea favorable para ti en la medida de lo posible. Un divorcio, si los abogados no hacen bien su trabajo, puede complicarse, de modo que buscar uno de confianza y con experiencia te va a ahorrar muchos problemas y, seguramente, mucho dinero.

 

Por último, no olvides que contratar un abogado para un divorcio requiere de algo de búsqueda e interés por tu parte. Si quieres que el trato sea justo, debes informarte debidamente de la experiencia y las referencias de ese abogado. Si has podido comprobar que tiene una buena relación calidad-precio, que ha tenido éxito en casos anteriores de divorcios, y que te inspira confianza y seguridad, habrás encontrado a tu abogado ideal para llevar a cabo un divorcio fácil y sin complicaciones.

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar